La lucha revolucionaria de Francisco Villa y La División del Norte

En Mayo de 1910 Porfirio Díaz se reelige como presidente de la República, en respuesta el 5 de Octubre de 1910 Francisco I. Madero, desde Estados Unidos, promulga el Plan de San Luis en el cual hace un llamado a levantarse en armas contra la dictadura para el Domingo 20 de Noviembre a las 6:00 de la tarde. Esto combinado con el descontento subterráneo del pueblo mexicano en contra de la dictadura, provocó una de las mayores luchas populares en la historia de nuestro país.

Chihuahua fue un bastión fuerte en la lucha revolucionaria, ahí, Abraham González presidente del Club Anti Reeleccionista conoce a Francisco Villa, un campesino que tras un conflicto con un hacendado por la honra de su hermana, lo asesinó ( por este motivo vivía  a salto de mata, durante el verano de 1910), Abraham González lo invita a participar en el proyecto armado de los anti reeleccionistas. Villa acepta, y en los primeros días de octubre, logra reunir 15 hombres, para el 10 de Noviembre se organiza una reunión para preparar la insurrección armada y dar instrucciones para los miembros del club en Chihuahua. El 17 de Noviembre se da el primer enfrentamiento armado de la Revolución en el estado de Chihuahua: Villa al frente de 8 hombres combate contra los rurales. En ese momento existían sólo 375 hombres armados en Chihuahua.

Pancho Villa toma un pequeño pueblo llamado San Andrés, sin combatir; posteriormente, en otro llamado Santa Isabel, logra cambiar a las autoridades porfiristas del pueblo y avanza a la capital de Chihuahua frente a 200 hombres armados.

Los maderistas combaten nuevamente en San Andrés y son derrotados, para ese momento se entablan negociaciones entre el gobierno de Chihuahua y los maderistas; finalmente se acuerda un mes de armisticio, lo cual es rechazado por los dirigentes campesinos Francisco Villa y Pascual Orozco. Para diciembre de 1910 los combates continúan en Cerro Prieto.

Para enero 1911, varios pueblos de Chihuahua estaban en manos de los  revolucionarios, Madero ingresa al país y sufre su primera derrota en Casas Grandes. En marzo Emiliano Zapata decide levantarse en armas en el Estado de Morelos.

Los maderistas deciden tomar Ciudad Juárez, se ponen en marcha 3000 hombres para la batalla, mientras las negociaciones con el gobierno de Díaz continúan, el dictador propone la renuncia del vicepresidente, la renuncia de gobernadores, y ofrece a los maderistas 4 ministros en el gabinete porfirista. Los dirigentes campesinos, entre ellos, el entonces coronel Francisco Villa ven con desconfianza estas negociaciones.

A pesar de los deseos de Madero los enfrentamientos entre los revolucionarios y el ejercito porfirista suceden en las líneas de Ciudad Juárez, los maderistas toman la ciudad, logrando el primer triunfo de la Revolución de una ciudad importante, para esas fechas también Emiliano Zapata toma Cuautla en el Estado de Morelos.

Tras la toma de Ciudad Juárez se firman los acuerdos que llevan el nombre de esta ciudad; Porfirio Díaz se exilia en Francia y se instaura un gobierno interino para convocar elecciones. El 7 de Junio Madero entra triunfante a la Ciudad de México.

Para los elementos burgueses anti reeleccionistas la revolución había terminado, pero, para las masas campesinas empobrecidas, la revolución apenas comenzaba, debido a que muchos de ellos se habían levantado en armas por la repartición de tierras, algo que no se había llevado acabo. Para entonces algunos pueblos invadieron, recuperaron haciendas y tierras y las sembraron bajo la protección de sus fusiles. Eso se repitió a lo largo y ancho del país.

Durante el gobierno interino, hubo intentos de desarmar a las masas campesinas y despojarle las tierras habían ocupado. Un foco importante de resistencia campesina y lucha revolucionaria desde el inicio fue el estado de Morelos, los campesinos estaban comandados por Emiliano Zapata.

En las elecciones de 1911 Madero sale triunfante e instaura un gobierno sumamente inestable, intenta acabar con la insurrección campesina, presionado por elementos exporfiristas, pero las masas también jugaban su papel, para ellos la revolución no sólo era un cambio de gobierno, sino una profunda transformación social, comenzando por la reforma agraria.

En 1912 se subleva el coronel maderista Pascual Orozco, financiado y respaldado por gobernadores ex porfiristas, Al fin es derrotado por los generales Francisco Villa y Victoriano Huerta.

La burguesía presiona, culpando a Madero de la inestabilidad nacional y, por otra parte, las masas campesinas lo hacen por el reparto de tierras, a finales de 1912 el gobierno está paralizado y en crisis.

Las diferencias y las tensiones en las filas maderistas se profundizan: Huerta envía a la cárcel a Francisco Villa, acusado de robo, es trasladado a la Ciudad de México, a la cárcel de Lecumberri y posteriormente a la de Santiago de Tlatelolco, Madero es indiferente ante está situación. Villa logra fugarse y trata de advertirle a Madero de los planes golpistas de algunos generales como, Victoriano Huerta, en contra de su gobierno, Madero vuelve a ignorar las sugerencias de Pancho Villa.

El 9 de Febrero de 1913, tras un amotinamiento en la Ciudad de México, son liberados dos generales porfiristas: Félix Díaz y Bernardo Reyes, los sublevados se acuartelan en Ciudadela. Victoriano Huerta es enviado a negociar, pero se une a los amotinados brindando su apoyo,  esto pasaría a la historia como la Decena Trágica.

Con el apoyo de la embajada de EU y algunos exporfiristas (apoyado por la burguesía y los terratenientes) Victoriano Huerta da un golpe de estado donde son asesinados Madero y el vicepresidente Pino Suárez

En Chihuahua asesinan a Abraham González, cuando era trasladado preso a la Ciudad de México. Tras fugarse de la cárcel y del país, al enterarse del asesinato de Madero, Villa reúne a un grupo de 8 hombres en el paso Texas.

El surgimiento de la División del Norte

En Marzo Francisco Villa cruza la frontera con un puñado de hombres, y empieza a reclutar a campesinos y conocidos para combatir al gobierno de Victoriano Huerta.

Venustiano Carranza (exporfirista y exmaderista) gobernador de Coahuila lanza el Plan de Guadalupe llamando a derrocar al gobierno y se autonombra primer jefe del ejército denominado Constitucionalista.

Una vez en Chihuahua, Villa, se incorpora al nuevo ejército. Sobre la base de su prestigio con los campesinos del Estado, conforma una brigada, a finales de mes marzo ya eran 400 hombre armados y montados a caballo. Encabeza algunos enfrentamientos contra el ejército federal, en los cuales triunfa, ganándose el respeto de algunos oficiales.

Venustiano Carranza divide su ejército en tres frentes de batalla, el queda a frente de tropas que se dirigen al Pacífico, como jefe del ejército del Noroeste nombra a Álvaro Obregón, y el resto de las tropas quedan al mando del general Pablo González. Pancho Villa queda subordinado al ejército del Noroeste, el día 29 de Septiembre de 1913, junto con otras brigadas, organiza la División del Norte y los oficiales lo eligen general en jefe.

El primer objetivo para Villa es Torreón, una ciudad relativamente moderna, importante nudo ferroviario, la batalla es ganada y la ciudad la toman Villa y los constitucionalistas. Éste fue el primer triunfo de la División del Norte, en poco tiempo superaría el poderío militar al ejército de Obregón y de Pablo González. Carranza se niega a otorgarle el nombre de ejército a la División del Norte, esto debido a la desconfianza que guardada hacia sus dirigentes campesinos.
 
Después de Torreón, Villa decide tomar Chihuahua, no lo consigue y se dirige hacia Ciudad Juárez, en el camino se apodera de un tren que descendía de Chihuahua, en la primera estación apresa al telegrafista y lo hace transmitir en nombre del jefe del tren un mensaje donde avisa que la vía esta cortada por los revolucionarios. Desde Ciudad Juárez, el mando federal, da la orden al tren de regresar, dando parte en su marcha a todas las estaciones. Villa con 2000 hombres se sube al tren mientras su caballería lo sigue, en cada estación repite la operación, corta la línea hacia el sur, el tren lleno de villistas entra a Ciudad Juárez prácticamente sin anunciar su llegada y sin despertar sospechas.

Dentro de la plaza Villa y sus soldados saltan del tren, sorprenden a los soldados y los rinden inmediatamente, estos entregan a los villistas una plaza fronteriza importante, donde podrá recibir abastecimientos. El ejército huertista envía tropas desde Chihuahua que son derrotadas en Tierra Blanca en una  de las batallas más importantes de División del Norte, posteriormente, Chihuahua es tomada por los villistas.

El 11 de Enero de 1914 la División del Norte termina por destrozar al ejército huertista, en la batalla de Ojinaga; para marzo, Francisco Villa y los revolucionarios, controlan el Estado de Chihuahua y se preparan para avanzar hacia el sur.

El auge de la lucha campesina

La División del Norte tuvo su máximo esplendor en 1914, era un centro de atracción al que se sumaban los campesinos sus mujeres y sus familias. Compuesto un ejército de campesinos dirigido por ellos sus líderes surgían de sus propias filas; hombres y mujeres empuñaban sus fusiles encarnando toda la fuerza incontenible de la revolución. La División de Norte adecuó 30 vagones de trenes como hospitales, con los últimos adelantos de la época, además  supo utilizar a los oficiales destacados y de carrera.

Por primera vez las masas tenían un ejército para destrozar el ejército de los opresores, era el ejército de las masas campesinas y oprimidas, sus dirigentes eran ellos mismos pobres y campesinos. Teniendo en la mente una sola idea “después de la revolución no habrán más ricos y pobres, todos seremos iguales y viviremos en paz, tendremos la tierra y no habrá explotadores.”

El villismo no tenía un programa como el plasmado por los zapatistas en el Plan de Ayala, pero tenia una figura que representaba a los campesinos insurrectos: El General Francisco Villa (el cual llevaba a nivel heroico todas las características de los campesinos, el coraje, odio a los explotadores, la crueldad a veces, la desconfianza, la fraternidad, la solidaridad y la inestabilidad de carácter).

El origen del terror de los burgueses y terratenientes hacia la División del Norte no era “por la crueldad de sus generales”, sino por que representaba la revolución dirigida por campesinos pobres. De ahí el odio que le profesaban los terratenientes y la burguesía, incluyendo la desconfianza de elementos como Venustiano Carranza.

Su sólo paso estimulaba la toma de tierras y la revolución por parte de las masas. Mientras durara el avance de revolucionario, la División del Norte sería invencible.

El odio de la burguesía hacia la División del Norte y ante su tremendo poderío radicó en que miles de campesinos por primera vez, con armas en la mano, combatieron y destrozaron al antiguo ejército porfirista, a la dictadura de Huerta y se atrevieron a desafiar el poder de los terratenientes. Ellos, campesinos pobres, ¿con que derecho se habían alzado en armas?, ¿con que derecho ponían en jaque el estatus quo de la sociedad conservadora mexicana?, de ahí el odio profesado hacia la División y sus generales. Ellos se atrevieron a luchar (la clase dominante no lo olvida, ni lo olvidará pues ha sido un ejemplo para todos los explotados y pobres durante ya casi 100 años).

Ruptura con Carranza y acercamiento con los zapatistas

Después de la toma de Chihuahua, lo lógico era proceder hacia la toma de la Ciudad de México, era la División no los otros dos cuerpos del ejército constitucionalista los que habían acumulado fuerza, victorias y confianza, además todos sus triunfos fueron decisivos para la caída de Victoriano Huerta.

Venustiano Carranza  guardaba una gran desconfianza sobre la División del Norte y Francisco Villa, impediría su avance hacia la ciudad de México, oponiéndose a la toma de Zacatecas, y ordena tomar Saltillo Coahuila, Villa acata la decisión. Carranza a su vez ordena a Obregón avanzar sobre la Ciudad de México.

En Saltillo nuevamente, la División del Norte, se adjudica un triunfo y deja la ciudad en manos de los constitucionalistas. Carranza ordena a la División del Norte apoyar a las fuerzas de Pánfilo Natera para la toma de Zacatecas, no como la fuerza principal sino como apoyo. Francisco Villa esta vez se enfurece con “Don Venus”, no envía ningún refuerzo y presenta su renuncia como jefe de la División del Norte, la cual es aceptada. Los generales de la División del Norte mantienen a Francisco Villa como su jefe.

A mediados de junio Villa reúne todas sus fuerzas y se decide tomar Zacatecas, la cual estaba bajo fuego del general Natera, la ciudad es resguardada por un ejército de12 mil hombres, el cual es destrozado por la División de Norte en una de las batallas más épicas de la revolución mexicana y de los explotados en nuestro país. Posteriormente se decide tomar Aguascalientes y nuevamente es detenido por Carranza “Don Venus”, quien detiene el paso de armas y de carbón para las locomotoras de la División del Norte.

Villa deja algunas avanzadas en Zacatecas, regresa a Torreón y al general Felipe Ángeles le ordena replegarse para Chihuahua. El conflicto entre él y Carranza se agudiza a punto de la ruptura, lo cual se alivia con el Pacto de Torreón, donde Villa vuelve a reconocer como jefe a Carranza y Carranza se compromete a abastecer a la División del Norte, además de que se menciona que el ejército constitucionalista se compromete a realizar la reforma agraria y a derrotar al usurpador Huerta; esto es impulsado por Francisco Villa y es apoyado por generales como Francisco Mújica y Lucio Blanco, quienes tenían fuertes simpatías por la reforma agraria y constituían el ala de izquierda del constitucionalismo.

Posteriormente Venustiano Carranza desconocería los acuerdos firmados, y sólo aceptaría el punto sobre la subordinación de la División del Norte a su persona. En ese momento Obregón está a punto de tomar la Ciudad de México. Esto provoca la renuncia de Victoriano Huerta, el cual es sustituido por un presidente interino el cual negocia la rendición con Álvaro Obregón, quién entra a la capital el día 15 de Agosto de 1915. Días después Carranza entra también a la Ciudad  de México e instaura su gobierno. En los estados controlados por los constitucionalistas se elimina la tienda de raya y se condona las deudas de los campesinos pobres
.
Álvaro Obregón se intenta apoyar en Francisco Villa para arrancarle algunas concesiones al gobierno de Carranza, pero es rechazado por los dirigentes de la División del Norte.

Para tratar de estabilizar su gobierno Carranza convoca a una Convención Nacional de todos los jefes militares, pero excluye a los zapatistas. Francisco Villa rechaza la reunión por que los jefes serían designados por Carranza. La División del Norte se niega a asistir poniendo como condición la discusión de la reforma agraria, Carranza nunca responde la petición, lo que provoca su  desconocimiento por parte de la División del Norte y Francisco Villa quien propone que la Convención se reúna en un territorio neutral: Aguascalientes, esto es aceptado por jefes militares  de los constitucionalistas. Ante el temor del avance de la División del Norte hacia la Ciudad de México, se decide invitar a los zapatistas para que envíen delegados y se acepta la propuesta Villa

La Convención se instaura el día 10 de Octubre de 1914, los delegados zapatistas llegan el día 27, con un programa definido: El Plan de Ayala, el cual atrae a los villistas y varios generales constitucionalistas que se encontraban a la izquierda de Carranza, quienes aprueban como programa algunos artículos del Plan zapatista que contienen demandas políticas y sociales. La colaboración entre la poderosa División del Norte y los zapatistas comienza desde ese momento.

En la Convención los villistas piden la renuncia de Carranza, lo cual provoca un grave conflicto. Villa pide que sean fusilados él y Carranza para evitar más enfrentamientos. El conflicto es resuelto de esta manera: Carranza debe abandonar el gobierno y Villa la jefatura de la División del Norte, por lo que la Convención elige como presidente interino a Eulalio Gutiérrez, el cual declara rebelde a Carranza (quien desconoce los acuerdos) y nombra como jefe de los ejércitos de la Convención a Francisco Villa, mientras Obregón brinda su apoyo a Carranza, el cual traslada su gobierno hacia Veracruz.

El 24 de Noviembre de 1914 los zapatistas entran a la Ciudad de México y el 3 de Diciembre entran las tropas de la División del Norte junto con la Convención y su gobierno. Al día siguiente se produce el encuentro entre los dirigentes campesinos Villa y Zapata. Los campesinos en armas y las masas populares eran dueños de gran parte del territorio nacional, apoyando al gobierno elegido en la Convención de Aguascalientes, este es el punto más álgido de la lucha revolucionaria que comenzó el 20 de Noviembre de 1910.

Obregón reorganiza su ejército, lo denomina Ejército de Operaciones, se dedica a combatir a la División del Norte. Obregón y Carranza deseosos de apoyo entre sectores pobres de la población se acercan a los dirigentes de la Casa del Obrero Mundial (COM), con quienes firman un pacto secreto de apoyo al ejército constitucionalista, para batallones de obreros en apoyo a Carranza. El acuerdo provoca un conflicto entre las bases de la COM, quienes tenían fuerte simpatía por los ejércitos campesinos, es resuelto mediante expulsiones de los sectores disidentes. Por otra parte, Carranza hace las adhesiones al Plan de Guadalupe donde por primera vez toca la cuestión obrera y campesina, eso con la finalidad de neutralizar las operaciones y simpatías hacia la División del Norte y hacia los zapatistas.

Venustiano Carranza utilizara al movimiento obrero para enfrentar el movimiento campesino, pero una vez derrotados los últimos, Carranza desconocería todo tipo de acuerdo y colaboración con los sindicatos.

De la batalla de Celaya al declive de la División del Norte

El 6 de Abril de 1915 inicia la batalla entre el Ejercito de Operaciones y la División del Norte. Por primera vez dos fracciones con base campesina de la revolución se enfrentaban una con otra, y también, por primera vez, la División del Norte es derrotada a manos de Obregón, el cual junto a Carranza, tenía un programa político nacional (el programa de la burguesía), los ejércitos campesinos no lo tenían, ni lo podían tener, no es que no fueran revolucionarios una y otra vez los ejércitos campesinos demostraron su capacidad de lucha, pero el mismo carácter de clase de los campesinos les impedía tener un proyecto político de alcance nacional, y más aún, cuando los dirigentes obreros de la COM se habían vendido al carrancismo.

La derrota de Celaya es catastrófica para la División del Norte, la cual sufre miles de bajas y en su retirada le es dejada al enemigo con municiones, armas y la artillería

Nuevamente en Trinidad, muy cerca de León Guanajuato, se presentan la batalla decisiva frente a Obregón, la cual dura más de un mes. Obregón pierde un brazo y se encuentra a punto de morir. La visión de la guerra de Villa era la de proteger su base social, no solamente una visión militarista de las batallas, esto provocó una fuerte discusión con Felipe Ángeles, el cual rompe con él; nuevamente. La División del Norte es derrotada y se repliega hacia Aguascalientes, donde es combatida y vencida, con esto comienza la disolución del poderoso ejército campesino.

Las derrotas de la División del Norte comienzan cuando dos fracciones de los ejércitos revolucionarios se enfrentan entre sí. Carranza obtiene un poco de apoyo popular con sus propuestas de reformas agrarias y sociales, las cuales usa para tratar de consolidar su régimen, obtener apoyo, aislar a los ejércitos campesinos y finalmente derrotarlos, con un programa de carácter nacional pero defendiendo los intereses de la naciente burguesía mexicana. Las bases campesinas tras 5 años de lucha armada, se empiezan a replegar, pero nunca dejan de simpatizar y brindarles su apoyo, ocasionalmente, a Francisco Villa y a Emiliano Zapata.

Francisco Villa se repliega hacia el Norte y Emiliano Zapata se dirige hacia Morelos. Aún así dirigen varias batallas dignas de mencionar.

Para 1916, Francisco Villa, con unos cientos de campesinos armados, continúa la lucha, ahora guerrillera, la cual se prolongo durante 4 años más. Durante este periodo se lleva acabo la invasión a Columbus en Estados Unidos con los campesinos armados en torno a él, la cual ha sido hasta el momento la única incursión extranjera armada en territorio estadounidense. Dicen que fue en venganza por el trato que recibían los mexicanos en EU, otra versión afirma que fue para conseguir armas para continuar la lucha, la cual creemos que es la más correcta. La incursión provocó la intervención de una columna norteamericana en territorio nacional que nunca pudo encontrar a Francisco Villa. La columna se retiro derrotada y dejó un gran descontento popular contra el gobierno de Carranza.

A mediados de septiembre de 1916, Villa toma nuevamente Chihuahua, libera a los presos y se apodera de víveres, armas para sus tropas y los reparte entre la población.

Para Octubre, Villa lanza un manifiesto haciendo un llamado a la expropiación y la nacionalización de todas las empresas mineras y ferroviarias extranjeras, en repudio a la invasión yanqui en territorio nacional. En Diciembre de ese mismo año, nuevamente (por tercera vez) Villa se apodera de la Plaza de Torreón, esto mientras en Querétaro se celebraban la sesiones del Congreso Constituyente.

Las batallas de Francisco Villa y su pequeño grupo continuaron hasta el día de la firma de su rendición el día 28 de Julio de 1920. Debido a que uno de sus principales objetivos según él ya había sido cumplido a la caída del gobierno Carranza (o “Don Venus”); aún así Villa se expresó “me parece que es el mismo toro, nada más que revolcado”. Pero la rendición fundamentalmente se debía al reflujo de la lucha campesina. El día que Villa entregó las armas miles de personas salieron a recibirlo en Chihuahua,  lo que refleja que las masas populares aún simpatizaban con el General Francisco Villa.

La fracción burguesa, quién fue la triunfadora de la revolución, no podía permitir una figura de la envergadura de Francisco Villa, quien los aterrorizó y los tuvo en jaque durante mucho tiempo. El General Villa, representante durante muchos años de las causas populares y los campesinos pobres armados, fue asesinado a traición en Julio de 1923, en la hacienda de Parral en su natal Chihuahua,

A 100 años del inicio de la Revolución mexicana los pobres y los oprimidos recordamos siempre las grandes batallas de la División del Norte y a su máximo dirigente Doroteo Arango, mejor conocido entre el pueblo como Francisco Villa.  Seguiremos combatiendo ahora no contra la dictadura de Díaz, de Huerta o contra “Don Venus” sino contra la dictadura que ha impuesto el capital.

Escrito por: 

Claudia Fabiola Jay Aguilar

Teoría Marxista: