La campaña de afiliación del PRD

A partir del próximo 5 de mayo el PRD va a hacer una campaña de afiliación y reafiliación, esto con la intención de tener un padrón real y actualizado que se use para elegir a la dirigencia en diciembre de este año. Estas elecciones serán una excelente oportunidad para cambiar la dirección del partido, con la que la mayoría de las bases estamos en desacuerdo. Sin embargo, los chuchos son quienes están organizando esta campaña, y lo están haciendo de la forma más irresponsable e inefectiva que podría haber, probando una vez más que son una dirección que no representa alas bases y sólo están ahí para dañar al partido.
La afiliación esta vez se hará de forma personal, cada persona que se quiera dar de alta en el partido tendrá que ir a uno de los 27 módulos que habrá en el DF, donde se le dará una credencial digitalizada reconociéndolo como miembro del partido. Se tratarán de afiliar-reafiliar a cerca de 50 millones de personas.
Hasta ahora se sabe que sólo habrá 27 módulos en el DF, ni siquiera 2 por cada delegación. Cada uno de ellos va a tener un costo de $800,000, dándole ganancias de más de 20 millones de pesos a la empresa que se contrató y esto sólo en el DF. Todo este dinero podría gastarse de una mejor manera, podría usarse haciendo una editorial del PRD que se dedique a publicar libros o películas que permitan formar políticamente a los miembros del partido, o se podría hacer una campaña de afiliación lo suficientemente grande (a cargo de los militantes del partido) como para hacer crecer el partido. Pero esas cosas no les interesan a la actual dirigencia del PRD, sino alejar al partido de sus bases y simpatizantes. Los chuchos piensan que en lugar de que el partido se acerque a las personas, las personas deben acercarse al partido, esto es un grave error.
Y no sólo nos traen esa sorpresa bajo la manga, los módulos que se contrataron sólo podrán hacer 50 credenciales al día, esto quita la posibilidad de que en las manifestaciones populares se pueda afiliar de forma masiva a los miles de simpatizantes del PRD o en los fines de semana que es cuando podría haber mayor afluencia de personas en los módulos.
Además, esta nueva forma de afiliación obliga a la gente a trasladarse para poder darse de alta. La mayoría de las personas que son simpatizantes o miembros del partido son trabajadores, disponen de poco tiempo libre como para trasladarse a uno de los pocos módulos de afiliación. Además, se exponen a no poder afiliarse si ese módulo ya dio de alta a 50 personas en ese día pues ese es el límite diario. Para afiliarse tendrían que regresar al día siguiente, algo totalmente absurdo.
Y eso no es todo, la empresa a la que se contrató no va a hacer la campaña de afiliación, sólo va a hacer el trámite, el PRD va a gastar millones de pesos en los módulos y otros millones más en hacer la campaña publicitaria. Es muy probable que igualmente esta campaña para la afiliación no sea a través de los militantes del partido. Es decir, es probable que no haya una campaña bien organizada (con distribución de volantes, mesas de información y afiliación, etc.) donde los militantes vayamos con nuestros vecinos, a los mercados, etc. para acercarnos a las personas. Es una incoherencia más de la dirigencia.
Debemos destacar que es la dirigencia, chucha y traicionera, la que está haciendo esta campaña. La principal corriente de oposición, Izquierda Social y otras, desde el congreso refundacional que se celebró a principio de año, han estado completamente en contra de esta forma de llevar el proceso. Pero están conscientes de que es preciso hacer la campaña de afiliación, pues si las bases pierden el contacto con el partido, este se quedará vacío y seguirá siendo llevado por el rumbo que le está dando la actual dirección. La campaña la están haciendo de esta forma para alejar al partido de la gente que ve y podría ver al partido como un medio para luchar por sus demandas. Es para que los chuchos sólo afilien a gente afín a ellos que los apoyará en las elecciones de diciembre.
A pesar de la forma en que se están llevando a cabo la campaña de afiliación los chuchos, debemos impulsarla , debemos convencer a la gente de afiliarse al PRD, pues es el único partido que tenemos para poder organizarnos, pero no es suficiente con afiliarnos necesitamos rescatarlo de las garras de los chuchos. Debemos ir con los trabajadores, jóvenes, amas de casa, etc. y explicarles que no sólo hay que afiliarse al partido, sino echar fuera a los chuchos.
Es muy probable que no se afilien a muchas personas debido a la pésima organización de la campaña, aún así no debemos dejar de luchar por cambiar nuestra dirección. El partido lo debemos controlar los militantes y debe luchar por las demandas del pueblo trabajador.

Escrito por: 

María Isabel Méndez

Fecha: 

14 de abril de 2010

Periódico: 

Nacional: