You are here
Home > Morena > Elecciones en Edomex, el preludio del 2018

Elecciones en Edomex, el preludio del 2018

Escrito por: Ubaldo Oropeza

El 4 de junio se llevarán a cabo las elecciones para escoger gobernador en el Estado de México, las cuales serán un termómetro de las federales del 2018. Es el corazón político y económico del PRI, si este parido pierde veremos cómo se desmorona, a lo largo del siguiente año, y no será una fuerza en las del 18. Por eso avienta la casa por la ventana y no dudará en hacer cualquier soca para quedarse con la gubernatura.

Una campaña negra contra AMLO y Morena.

A unas semanas de las elecciones del estado de México, El Universal dio a conocer un video de la ex diputada –ya ha sido expulsada- de Morena por Veracruz, recibiendo 500 mil pesos para “apoyar” la candidatura de Andrés Manuel. Dos días después nuevamente se da a conocer otro video, con los mismos personajes dándole otro tanto de dinero para apoyar la candidatura de Morena a la presidencia.

El 26 de abril, El Financiero da cuenta de una reunión que sostuvo el Consejo Mexicano de Negocios – que aglutina a los que verdaderamente mandan en el país, la burguesía nacional con vínculos imperialistas: Claudio X. Gonzalez Laporte de Kimberly-Clark de México, Emilio Azcárraga Jean de Televisa, Gastón Azcárraga Andrade de Grupo Posadas, Alberto Bailleres de Industrias Peñoles y PH, Antonio del Valle Ruiz de Mexichem, José Antonio Fernández Carvajal de FEMSA, Dionisio Garza Medina de Alfa, Enrique Robinson Bours Almada de Bachoco, Roberto Hernández de Banamex-Accival, Juan Sánchez-Navarro Peón de Grupo Modelo, Adrián Sada González de Vitro, Carlos Slim Helú de Carso Global Telecom, Roberto Servitje Sendra de Bimbo, Federico Terrazas de Cementos de Chihuahua, Agustín Franco Macías de Grupo Infra, Ricardo Martin Bringas de Soriana, Blanca Treviño de Softtek- con el presidente Peña Nieto.

El motivo de la reunión es la preocupación de estos “hombres de negocios” porque AMLO se ha mantenido arriba en las preferencias electorales desde hace unos meses. Les da miedo que Morena, con su candidato, puedan llegar a la presidencia en el 2018. Le piden al gobierno mecanismos para que se revierta esta situación, por ejemplo: que el gobierno “resalte” (manipule) el crecimiento económico que ha tenido el país, que se vea más la fortaleza en la creación de empleos, etc.

Son unos sinvergüenzas estos “hombres de negocios”, juntos acumulan más de la mitad de la riqueza del país, son parte de esas 30 familias que AMLO denomina la Mafia en el Poder; la mayoría de ellos deben sus fortunas a las políticas de los gobiernos neoliberales del PRIAN, rematándoles empresas estatales con las que después han hecho sus fortunas. Son estos ladrones y corruptos los que ahora piden que se frene a Andrés Manuel.

Estos dos acontecimientos se complementan en forma armónica. Un video escandaloso, -donde uno no sabe si la ex diputada de Morena es parte del “jueguito”- donde se reitera varias veces que es un dinero para López Obrador, con el fin de hacerle una campaña negra y acusarle de corrupto. A esto le siguió un coro de los panistas y priistas pidiendo la renuncia de AMLO y que se le investigue.

Esta campaña desborda hipocresía. Los priistas, que son un nido de ratas y tienen a gobernadores prófugos o en la cárcel acusados de desfalco, corrupción, violencia organizada, endeudamiento de los estados para beneficio personal, vínculos con el crimen organizado, etc. Los panistas que su candidata del Estado de México es acusada de haber recibido mil millones de pesos para su campaña, una pequeña donación de EPN; su presidente que no puede demostrar de dónde saca para cubrir su vida onerosa; con gobernadores acusados y perseguidos, igual que los priistas. Que estas alimañas acusen de corrupto a AMLO, es visto como una burla y coraje.

Y esto va empezando, de cara a las elecciones en el EdoMex. Y a las federales del 18, veremos cómo esta campaña se incrementa y esto polarizará, de una forma intensa. el panorama político nacional. La campaña negra y el ambiente de polarización y lucha, va alcanzar los niveles del 2006, tal vez los rebase. Esta es la orden que recibió Peña Nieto de la Burguesía.

Como cuidarse de los ataques y ganar el Estado de México

La dirección nacional de Morena y AMLO han dicho que el “moche” a la diputada veracruzana fue una trampa. Lo fue -lo que es tiene que investigar es hasta qué punto se la “chamaquearon”, como diría Yeikol, o es que se vendió para hacer campaña sucia a cambio de unas cuantas monedas-, pero no basta con que se diga eso, o ridiculizar los ataques de la derecha –que al parecer también es una forma en que la dirección nacional y compañeros de base de morena tiene para desviar la atención del punto-.

Lo que sucedió con el video es resultado directo de una política que ha venido siguiendo la dirección nacional y AMLO. Utilizando el argumento de que Trump es un peligro para la nacional, lanzan la iniciativa de la Unidad Nacional. El significado de esta consigna es una alianza con todos los “defensores de la patria”.

Quienes son estos “defensores”: ex priistas, ex panistas, ex perredistas, empresarios, etc. Estas finísimas personas, en el pasado reciente estaban peleando diputaciones por el RRI; acarreando gente para el PAN; votando las reformas estructurales como los ex perredistas; empresarios como Alfonzo Romo, coordinador del Proyecto de nacional de AMLO, que fue parte del Opus Dei y Legionario de Cristo; Esteban Moctezuma ejecutivo de Televisión Azteca.

Esta gente no ha renunciado ni a sus ideas, sus principios y mañas, las traen puestas y entran a Morena, no para ligarse a los planteamientos de AMLO y los principios del partido, sino para defender sus intereses, como lo han hecho toda la vida.

La forma de defender a Morena, para que no le acusen de actos de corrupción y no se le desprestigie, es que las bases tengan un fuerte control sobre las decisiones y personajes públicos del partido.

En Veracruz vimos protestas en contra de las imposiciones de la dirección nacional, para candidatos a diputados y ahora a alcaldes, se tomó la cede estatal de Morena, se escribieron cartas de denuncia, etc. La respuesta de la dirección fue acusar a la oposición de infiltrados, traidores y yunistas. En general ese es el trato que se da a cualquiera que no esté de acuerdo con los planteamientos de la dirección nacional de “unidad a toda costa” y con las imposiciones de figuras estatales.

Si queremos salvar a Morena de toda la campaña negra, Los candidatos deben ser escogidos por la base, con un currículum político, con experiencia en las luchas del pueblo –no burócratas que no saben más que cargar portafolios-, elegidos democráticamente entre las bases y no designaciones cupulares de grupos que se reparten la dirección con acuerdos.

Si queremos ganar las elecciones del Estado de México, Morena tiene que buscar ligarse con el movimiento social, con los sindicatos, con las organizaciones barriales y estudiantiles, con las organizaciones de izquierda radical, no con la burguesía desplazada. La campaña que ha dirigido AMLO en lo nacional o Batres en el DF, de acercamiento a los empresarios y jurar que son nuestros amigos y que en un gobierno de Morena ellos tendrán sus negocios garantizados, no hace más que desanimar a los que entienden que esta sociedad está dividida por intereses de clases irreconciliables, que si un trabajador tiene buen salario es a costa de una disminución de ganancia del empresario y a la inversa, empresarios ricos son gracias a salarios de hambre.

El preludio al 2018

En las elecciones en el Estado de México no solo se juega la gubernatura, hay dos cosas más sobre la mesa: esta entidad ha sido gobernada por el PRI por casi 90 años, en todo este tiempo el grupo Atlacomulco ha ligado sus negocios, estafas y corrupción al gobierno. Perder la gubernatura significaría un golpe durísimo a las finanzas de esta mafia y al financiamiento de la campaña presidencial del PRI en el 18. La otra parte de la ecuación es la fuerza moral que desprendería una victoria de Morena en estas elecciones, la gente –no solo de morena- vería la derrota del PRI como una posibilidad real de echarlo del gobierno y que pueda llegar AMLO a la presidencia. Esto lo saben los dos partidos que se pelean la gubernatura, el PRI y Morena.

Dueño y señor de las instituciones del estado, el PRI empujo para que el Instituto Federal Electoral del Estado de México aprobara el tope de gastos de campaña más alto de todo el país, 285 millones 566 mil 771 pesos, esto se puede duplicar por donaciones privadas. Este derroche de dinero público se hace en una de las entidades con mayor pobreza, índice brutal de asaltos, asesinatos y feminicidios. Esto es para que al partido institucional no se le pueda acusar de rebasar los gastos de campaña, aunque los va a rebasar con tanta cosa que regala.

Es escandaloso lo que se ve en las calles de las colonias más pobres de la entidad, el gobierno Federal moviendo a sus secretarios por todo el estado repartiendo becas, dando programas sociales, se regalan computadoras por una copia de la credencial de elector, dos mil pesos por voto y muchas porquerías más. Es el método del PRI, comprar las elecciones. La frase de Hank Gonzales es la clave del partido “Nada que se pueda comprar es caro en política”.

“La política en el Estado de México no sólo es un juego de poder, sino un negocio jugoso. Siguiendo la filosofía de Carlos Hank Gonzales, del grupo de Atlacomulco, hay una tenue línea entre la política y los negocios, entre los empresarios y los actores políticos. En algunos casos pasan de sr funcionarios a ser proveedores, en otros son al mismo tiempo empresarios y políticos. De tal suerte que esto alcanza casos inusitados, como ver al Secretario de Gobierno, José Manzur Quiroga, que tiene declarado más de 80 millones de pesos en propiedades; además los ostenta, con un rancho con lago artificial, un pequeño zoológico y una colección de más de 200 vehículos Ford Mustang” (En juego, los negocios del grupo Atlacomulco, Proceso número 2106)

Después del primer debate las encuestas han posicionado en primer lugar a la candidata de Morena, esto ha encendido las luces rojas en el gobierno federal, empresarios y el PRI. No podemos esperar una contienda limpia, el revolucionario institucional va a ser hasta lo imposible por no perder. No descartamos robo de casillas, compra de votos masivos –que ya está sucediendo- asesinatos e intimidación de compañeros e Morena, incluso un proceso de sabotaje en grandes cantidades el día de la elección.

Por su parte, Morena está haciendo una campaña a ras de suelo, con presupuestos acortados y apostándole a la movilización de sus comités de base. Esto es correcto. La mayor apuesta del partido es capitalizar el descontento, muy profundo, que hay entre la clase obrera y sus familias. La candidata, Delfina Gómez, se presenta como una maestra que ha votado en contra de las reformas estructurales.

Sabemos que ella gobernó el municipio de Texcoco y que su grupo político –ahora supuestamente disuelto en morena- el GAP (en aquellos entonces del PRD), era de los grupos que agredían a sus contrincantes políticos. No podemos meter las manos al fuego por la maestra. Su programa tiene las limitantes que el programa de Morena a nivel nacional, que quiere solucionar los problemas que genera el capitalismo, dentro del mismo sistema corrupto, degenerado y explotador.

Lo que sí creemos es que de cara a las elecciones del 2018, que el PRI pierda el Estado de México sería un golpe durísimo y podría estar empujando a AMLO a la presidencia de la república. Es por eso que llamamos a votar, de forma crítica, por la candidata de Morena, y fortalecer nuestro trabajo por la base, formando una corriente crítica que luche por la democracia interna, que haga de morena un aliado de las luchas sociales y no sea simplemente una maquina electoral, que plantee en su programa la lucha por el socialismo como única alternativa para terminar con los males que nos aquejan.

Top